iratxe

clemente bernad /26.11.2013 / 20:03

Un día como hoy, el 26 de noviembre de 1985, Mikel Zabaltza fue detenido por la Guardia Civil junto a su novia y otras personas. Días después, la versión oficial hablaba de que Zabaltza había logrado fugarse de sus captores, sin aportar mayores detalles. Luego añadieron que la huida se había producido en un túnel de Endarlatsa, cercano al río, al que decían que Zabaltza había llevado a tres agentes para mostrarles un «zulo».
El día 2 de diciembre, incluso el entonces gobernador civil en Guipúzcoa y dirigente de los GAL, Julen Elgorriaga, calificaba esta versión de «rocambolesca» y aparecía preocupado. Tres días después, el lehendakari, José Antonio Ardanza, se sumaba. Cumplidos los diez días desde la redada, Idoia Aierbe quedó en libertad (sin fianza siquiera, al igual que el resto de los detenidos). Su testimonio se convirtió en la pieza que terminaba de conformar la sospecha popular. No sólo todos relataron que habían sido torturados; poco después de su detención Aierbe había visto a Zabaltza con una bolsa en la cabeza, y después vio sacar a alguien en camilla del cuartel de Intxaurrondo. Otro de los detenidos, primo de Mikel, añadió que le había oído «vomitar, toser y gritar». Otro escuchó «unos gritos de hombre desgarradores, tremendos». La familia tuvo que pasar aquel suplicio de la desaparición durante 20 días. Cuenta su hermana Itziar que «Cuando mi madre fue a Intxaurrondo a pedir información sobre Miguel Mari, le mandaron a preguntar a “objetos perdidos”.
El juez mandó a los buzos a rastrear el Bidasoa. Lo hicieron durante cuatro días, sin resultados. Pero nada más dar por concluido el trabajo, un domingo de diciembre, la Guardia Civil notificó que el cuerpo había sido hallado en este mismo lugar. Lo encontraron guardias civiles que decían realizar rastreos constantes por la zona. Los buzos de la Cruz Roja lo desmintieron. Si hubiera estado allí, ellos lo habrían visto. Los pastores de Endarlatsa tampoco vieron que la Guardia Civil rastreara nada, «a no ser que lo hicieran de noche».
Investigaciones periodísticas aportaron pruebas de que Zabaltza murió en el Cuartel de Intxaurrondo mientras varios guardias civiles, entre los que se encontraban Enrique Dorado, que fue quien sumergía la cabeza del detenido en el agua, Felipe Bayo, Luis Sandoval y Francisco Javier Millán, lo torturaban por el método conocido como “la bañera” . Tras la muerte de Zabaltza, con el consentimiento del entonces máximo responsable del Cuartel, Enrique Rodríguez Galindo y de miembros de la cúpula del Ministerio del Interior, se prepararon y falsificaron pruebas para evitar la actuación de los tribunales. Estas se prepararon en un reunión efectuada en el mismo cuartel y en la que participaron, además de los ya citados y entre otros, los siguientes miembros de la Guardia Civil: Francisco Hermida, Fabián Dorado, Francisco Javier Olivar, José Rancaño, Gonzalo Pérez, Arturo Espejo, Fernando Castañeda, Aníbal rodríguez, Alfonso Vicaría, Alejandro Iglesias, Fidel del Hoyo, un cabo apellidado Balbas y el abogado del ministerio del Interior Jorge Argote. En esta reunión se acordó la versión oficial, según la cual, Mikel Zabaltza fue trasladado por los tenientes de la guardia civil Arturo Espejo, Gonzalo Pérez y por el guardia Fernando Castañeda a las cercanías del río Bidasoa para localizar un “zulo” donde habría armas pertenecientes a ETA. En un momento dado, Mikel Zabaltza, que llevaba las manos esposadas a la espalda y que no sabía nadar, agredió a los agentes y se arrojó al río Bidasoa, ahogándose en su intento de huir de los guardias civiles. Para hacer creíble esta versión, un guardia civil, que era ATS, Eduardo Gómez, inyectó con una jeringuilla agua procedente del río Bidasoa en el pulmón de Zabalza. El cadáver de este permaneció varios días, y custodiado por agentes de la Benemérita, en una bañera del cuartel llena con agua del Bidasoa. Veinte días después su cadáver fue arrojado al río donde fue “localizado” por miembros de la guardia civil, en un lugar que había sido rastreado reiteradamente con anterioridad por miembros de la Cruz Roja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s