check out

clemente bernad /20.11.2013 / 09:18

Un día como hoy, el 20 de noviembre de 1936, fueron detenidos en Murchante (Navarra) Roque Jarauta, propietario del bar “La Amistad”, de 57 años y militante de la UGT; Hilario Chueca, jornalero de 50 años; Antonio Pérez, jornalero de 32 años y militante de la UGT; Mauricio Simón, jornalero y albañil de 28 años y militante de la UGT; Ricardo Rosel, secretario judicial, de 71 años y militante de Izquierda Republicana; Julio Orta, panadero de 59 años y militante de la UGT y Genaro Ochoa, jornalero de 31 años. Sobre las siete de la tarde ingresaron en la cárcel de Tudela. Algún preso les dejó mantas pero no llegaron a utilizarlas porque esa misma noche fueron trasladados a un paraje de la localidad de Fustiñana, donde fueron asesinados a tiros, arrojados a una fosa común de 2´60 m de largo y 50 cm de profundidad, y cubiertos por cal viva. Unos pastores fueron testigos.

La fotografía superior muestra un retrato del militar golpista Francisco García Escámez, que lamentablemente se puede contemplar a día de hoy en uno de los pasillos del hotel Mencey de Santa Cruz de Tenerife. García Escámez fue destinado a Pamplona en enero de 1936 y fue la mano derecha de Mola en la gestación del golpe de estado. Debido a su papel desestabilizador, el gobierno de la República dispuso su baja en el ejército con pérdida de sueldo, empleo, prerrogativas, condecoraciones y honores, pese a lo cual permaneció en Pamplona. Partió el 19 de julio desde Pamplona en dirección a Madrid con una columna formada por 1.800 requetés -entre los que se encontraba Jaime del Burgo-, falangistas y compañías del regimiento América, dejando a su paso por La Rioja, Soria, Guadalajara y Segovia un reguero de represión y muerte. Posteriormente estuvo en los frentes de Somosierra, en la batalla del Jarama en julio de 1937, así como en la batalla del Ebro. Como general de división, en la ofensiva de Aragón, y mandando una de las cuatro divisiones del Ejército Marroquí de Yagüe que ocupó Caspe el 17 de marzo. Ascendió a general de Brigada en 1938. Tras la guerra fue capitán general de las islas Canarias. Franco le concedió tras su muerte el título de Marqués de Somosierra, que fue heredado por su nieto durante el último gobierno socialista. En el hotel le cambian las flores con frecuencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s