rigate

clemente bernad /10.06.2013 / 14:53

Un día como hoy, el 10 de junio de 1942, los habitantes de Lídice fueron despertados y obligados a salir de sus domicilios por fuerzas de la seguridad nazi. Los hombres fueron separados de las mujeres y los niños y concentrados en la granja de los Horák. Las mujeres y los niños fueron transportados hacia las 5 de la mañana a la cercana ciudad de Kladno para ser recluidos en un gimnasio. Los miembros de la Gestapo arrojaron a la calle muebles, ropa, cochecitos de bebé, juguetes y alimentos. Se repartieron el botín y el resto lo rociaron con gasolina y lo incendiaron.
Después de las 7 de la mañana empezó en el huerto de la granja de los Horák la ejecución de los hombres de Lídice. Los nazis fusilaron a 173 varones mayores de 14 años, entre ellos el anciano sacerdote de la aldea y un muchacho de 15 años.
Posteriormente fueron fusilados nueve obreros de Lídice que tenían turno de noche en Kladno.Fueron ejecutados también un vecino que se había escondido en el bosque y otro que estaba internado en el hospital de Kladno con una pierna escayolada.
Los nazis ejecutaron también a 8 hombres y a 7 mujeres de las familias Horák y Stríbrný. A las 11 horas de la mañana del 10 de junio de 1942 Lídice estaba en llamas.
Al día siguiente el alto representante del poder nazi en el Protectorado de Bohemia y Moravia, Karl Hermann Frank, declaró: “El arrasamiento total de la aldea debe llevarse a cabo en el plazo de seis meses de manera que el arado pueda surcar la planicie de Lídice.”
El 1 de julio de 1942, el jefe de la Gestapo de Kladno informó al jefe de Sicherheitsdienst en Praga: “A las 4 de la tarde los restos de la aldea de Lídice fueron volados.”
En la orgía de venganza los nazis no vacilaron en profanar el cementerio de Lídice y exhumar los ataúdes para que no quedase ningún vestigio de la aldea. Incluso desviaron el curso del riachuelo local.
Todas las mujeres de Lídice fueron deportadas al campo de concentración de Ravensbrück, en Alemania. 52 mujeres de la aldea mártir perecieron en los campos de exterminio nazis.
Los 104 niños de Lídice fueron deportados al campo de concentración de Lodz donde fueron seleccionados los menores aptos desde el punto de vista racial para ser reeducados y adoptados por familias alemanas. 82 niños considerados incapaces de ser germanizados por sus características raciales fueron trasladados al campo de exterminio en Chelmno. Allí los guardianes nazis los hicieron subir a unos furgones, cerraron las puertas y pusieron en marcha los motores. Los tubos de escape conducían al interior de los furgones y los niños de Lídice perecieron intoxicados.
Al término de la Segunda Guerra Mundial fueron repatriados a Checoslovaquia tan sólo 17 niños de Lídice.
Lídice fue completamente destruida por orden directa de Hitler en venganza por el asesinato del jerarca nazi Reinhard Heydrich.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s