herensuge

clemente bernad / 30.03.2013 / 15:45

Un día como hoy, el 30 de marzo de 1781, fue ahorcado en Utrera Diego Corrientes Mateos, bandolero que robaba a los ricos y repartía entre los pobres algo de lo robado, lo que le hizo muy popular entre la población.
Su cadáver fue descuartizado como era costumbre, y sus brazos y piernas fueron colgados en ganchos y expuestos en los caminos de mayor tránsito de la provincia de Sevilla. Su cabeza fue exhibida en una jaula y enterrada después en la iglesia de San Roque de Sevilla con un garfio clavado en el cráneo, como se solía hacer con las cabezas de los ajusticiados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s