influenza

clemente bernad / 07.02.2013 / 20:32

Un día como hoy, el 7 de febrero de 1852 a las 13:00 h., el sacerdote Martín Merino -conocido como el Apóstata– fue ejecutado a garrote vil en el Campo de Guardias de Madrid, tras haber intentado asesinar cinco días antes a la reina Isabel II, asestándole una puñalada en el costado mientras exclamaba: “¡Toma, ya tienes bastante!”.
Fue trasladado hasta el patíbulo montado en un burro y vestido con una hopa y birrete amarillos manchados con sangre de cordero, indumentaria reservada a regicidas y parricidas, aunque Martín fue el primero en vestirla.
Momentos antes le informaron de que había varios pintores que esperaban para hacer su retrato. “No quiero que me retraten”, dijo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s