ibaia

clemente bernad / 10.01.2013 / 13:38

A partir del año 59 a.c. el río Rubicón marcaba la frontera entre las provincias romanas y la galia cisalpina. A ningún general romano le estaba permitido cruzarlo con su ejército en armas, bajo pena de ser declarado enemigo público.
Pero un día como hoy, el 10 de enero del año 49 a.c., Cayo Julio César se detuvo con sus tropas ante el pequeño cauce, dudó un momento y dijo a sus hombres: “Ahora todavía podemos retroceder, pero si atravesamos este pequeño puente, todo tendrá que resolverse con las armas”. Y lo cruzó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s